En México hay 74.3 millones de internautas (más del 65% de la población total nacional), de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), lo que ha convertido al Internet en el terreno ideal para que las empresas atrapen la atención de consumidores y puedan vender sus productos/servicios por medio de estrategias comerciales como el marketing de contenidos.

El marketing de contenidos es una estrategia  de negocios enfocada en la producción de contenidos relevantes para los clientes potenciales, es decir, entender exactamente qué necesitan saber tus consumidores para entregárselo de forma pertinente y convincente.

A diferencia de otras técnicas publicitarias o del marketing mismo, el marketing de contenidos tiene como base aportar valor antes de pedir algo a cambio. La mayoría de las veces se busca un intercambio de información (consejos, noticias, newsletter) por datos personales o suscripciones.

El fin no sólo es generar tráfico al sitio web de tu empresa, sino de crear empatía y discusiones alrededor de las propuestas de tu marca, así como que, por medio de contenidos, ampliar la experiencia y el concepto de ésta. Por ello, enlistamos cuatro formas de mejorar tu marketing de contenidos: 

1. Determina cuáles son tus objetivos

Al igual que en las campañas de ventas y de redes sociales, si no determinas las metas dentro del marketing de contenidos, tus impactos serán menores, los contenidos poco trascendentales y, al final, tu estrategia se encaminara al fracaso. 

Determina cuál es el fin de cada contenido, si son para educar al cliente sobre algún tema, subirte a una tendencia, anunciar un producto, comunicar una postura referente a un tema interno de tu empresa, mantener el posicionamiento de tu marca o simplemente ser un referente de ciertos temas. 

Genera una serie de preguntas antes de empezar con el plan de contenidos. Ten siempre presente que la meta no es que seas el que más contenidos difunda, sino que sepas elegir contenidos relevantes que te puedan catalogar como un experto en el tema.

2. Define tu público

Es una de las partes primordiales en toda estrategia de marketing de contenidos, ya que conlleva ubicar a tu buyer persona, que es el perfil de cliente ideal que necesita de tu servicio/producto. 

Por ejemplo, si tu empresa está desarrollando una aplicación de food service que va a operar en la Ciudad de México, debes realizar un estudio previo de tu tipo de consumidores y cuál es tu comprador sería ideal para ‘atacarlo’ por medio de contenidos. Seguramente contenidos sobre cuáles son las comidas rápidas más nutritivas o cuáles son los mejores restaurantes de este tipo de alimentos en ciertas zona, le van a interesar.

3. No contenidos aburridos 

Pese a que tu estrategia busca posicionar a tu marca, no caigas en el error de pensar que todo se trata de ella, ya que aburrirás a tus usuarios y tus contenidos dejarán de ser relevantes. Genera un calendario de contenidos diverso, que toque diferentes vertientes en la que tu empresa, marca, producto o servicio pueda. 

Para esto es recomendable realizar una lluvia de ideas, en la que se busque realizar contenidos basados en las efemérides, la coyuntura, las tendencias de la actualidad y se nutran la propuestas de valor.

4. Analiza y mide tus resultados

Siempre ten en cuenta las métricas, lo que no se mide no se puede mejorar. Compara los resultados de tu estrategia de marketing de contenidos con la que realizabas antes. 

Realiza métricas útiles que te servirán de mucho como notoriedad de marca, interacción con usuarios, tráfico en tu web, número de páginas vistas por usuario, número de contactos registrados a tu blog o newsletter, o que han rellenado un formulario de contacto, número de recomendaciones, ventas online, entre otras.

Al final compara el valor total de tus ventas para analizar el retorno de inversión (ROI, por sus siglas en inglés) y así comprobar si estás haciendo las cosas bien o deben cambiarse, esto debe realizarse periódicamente. 

No olvides que un plan de marketing de contenidos siempre ha de mantenerse vivo, ya que las tendencias en el ámbito digital cambian constantemente y tu empresa debe hacerlo siempre al mismo ritmo.

El mundo empresarial es complejo y presenta dimensiones diversas, pero es fundamental emplear algún tipo de estrategia de marketing para optimizar la eficacia empresarial. Por ello es de gran importancia recibir ayuda, especialmente si es de los profesionales en el área. En Apolo 25, contamos con una amplia experiencia en marketing digital. ¡Conoce nuestros servicios!