Emprender en tiempos de crisis no es una tarea sencilla pero es posible. Hay muchos ejemplos de compañías de todo tipo que nacieron en la adversidad, de profundas crisis financieras, recesiones y desempleo. Estas empresas vieron en estos malos escenarios puntos a su favor para ganar terreno en el mercado comercial y han sabido mantenerse a la cabeza de su sector.
Una empresa que nace y logra despuntar en una crisis es porque está entendiendo y revalidando la necesidad en el mercado. Está entregando el valor como la gente lo quiere, de una manera mucho más eficiente y con muchos menos recursos.
La clave del éxito de estas empresas se basa en tres puntos: un reentendimiento de los cambios en el mercado a partir de la crisis, una eficiencia importante en los recursos y contar con flexibilidad organizacional que les permita adaptarse a un ambiente y a un momento histórico nuevo.
Ejemplo de esto último punto son Airbnb y Uber, dos casos recientes de empresas que despegaron en medio de una crisis financiera, gracias a su organización y a su flexible modelo de negocios.
También es importante que las empresas sepan qué desean o qué necesitan los clientes y cómo lo quieren; es decir que la compañía cumpla con su promesa de venta y se convierta en una solución eficiente. Además, dentro de la flexibilidad de las marcas se pueden desarrollar nuevos productos y/o servicios que se puedan adaptar a los clientes, como lo hizo Adidas con un diseño de cubrebocas sumamente cómodo y accesible en términos de costo, lo cual abrió la ventana a su mercado para llevar consigo a la marca dentro del contexto de la pandemia.
Para construir una marca ‘exitosa’ es importante acercarse a las personas y al contexto en el cual la marca va a interactuar, y hacerlo desde un enfoque de simplicidad y empatía es fundamental… El diseño y la comunicación siempre se han tratado de los seres humanos y sus necesidades en distintas áreas de la vida cotidiana, sólo que en ocasiones las marcas olvidamos eso.
Éstas son algunas de las empresas más sobresalientes que nacieron en épocas de crisis y que hoy en día siguen en el mercado con excelentes márgenes de ganancias y un amplio reconocimiento y aceptación por parte de sus clientes:
FedEx. El nombre original de esta importante empresa fue ‘Federal Express’, y aunque fue fundada por Frederick W. Smithen en el año de 1971, fue hasta 1973 cuando arrancó operaciones durante la llamada Crisis del Petróleo.
Los primeros años fueron muy complicados para la compañía, incluso reportó pérdidas por varios meses consecutivos, pero gracias a la visión de su fundador y las inversiones que hicieron en aviones y vehículos de reparto que lograron revolucionar la industria del servicio a domicilio y paquetería.
Hoy en día la empresa reporta ingresos anuales por más de 65 mil millones de dólares y alzas anuales de hasta 9%.
Revlon. Esta empresa de cosméticos sigue siendo una de las más reconocidas a nivel mundial, luego de que se fundó en 1932, años después de la Gran Depresión. Para ese año los efectos devastadores de la crisis aún cobraban estragos; sin embargo en tan sólo 6 años Revlon se consolidó en la industria del cuidado personal, la cual parecía no tener futuro en un contexto tan complejo.
A pesar de haber enfrentado diversas crisis y sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial, esta compañía fundada por los hermanos Charles y Joseph Revson logró colocarse en las más prestigiosas tiendas y almacenes gracias a sus innovadores productos.
Uber. En el año 2008 el mercado inmobiliario se derrumbó y se produjo una crisis bancaria que provocó el colapso de numerosas instituciones financieras, un año después nace Uber, que gracias a la tecnología logró revolucionar la industria del transporte a nivel mundial.
Esta aplicación creció rápidamente en popularidad debido a lo sencillo que es su uso para el usuario, así como la información que ofrece sobre rutas, datos del conductor, formas de pago, etc. Actualmente realiza más de 10 mil millones de viajes al año en más de 21 países.
HP. Esta empresa vio la luz a finales de los años 30 del siglo pasado, mientras el mundo aún no se recuperaba de la Gran Depresión; no obstante, la empresa Hewlett-Packard (HP) revolucionó la industria de la tecnología gracias a que constantemente sacó al mercado productos nuevos cada vez más innovadores, pero también puso mucho énfasis en la atención al cliente, lo que le ha valido ser una de las favoritas a nivel mundial.
Actualmente HP está valuada en 22 mil millones de dólares y en 2019 contaba con cerca de 56 mil empleados en todo el mundo.
Airbnb. Es uno de los grandes casos de éxito empresarial más reciente, al igual que Uber. La empresa se fundó en 2008 en medio de una crisis financiera.
En sus inicios fue un sitio web de alquiler de alojamientos sencillos pero con el tiempo se convirtió en la aplicación favorita de miles de usuarios, quienes encontraron en ella una forma innovadora de buscar alojamiento. Y aunque logró ser una de las compañías más importantes y al parecer sólidas en tan sólo 10 años, hoy en día la caída del turismo ocasionada por el COVID-a9 puso en jaque a esta empresa.
De inmediato, el director ejecutivo y cofundador de Airbnb, Brian Chesky ordenó un reajuste de operaciones para salvar a la compañía. Aún es pronto para saber qué pasará con ella: sin embargo sus directivos aseguran que los cambios realizados les permitirá seguir operando durante esta crisis.

El mundo empresarial es complejo y presenta dimensiones diversas, por ello es fundamental entender que los mercados están en constante cambio y que para sobrevivir a ellos tu empresa debe ser flexible y adaptarse los antes posible a las nuevas necesidades de los consumidores. Para poder hacerlo requieres de ayuda profesional, en Apolo 25, contamos con una amplia experiencia en marketing digital, branding y contenido. ¡Conoce nuestros servicios!

Open chat
Platicanos el Reto