Ninguna empresa está exenta de tener que enfrentar una crisis, sin importar si son pequeños emprendimientos o grandes corporativos. Y es que éstas pueden ser originadas por múltiples factores, lo que las convierte en algo impredecibles.

De hecho, sólo el 12% de las organizaciones están bien preparadas para afrontar una crisis provocada como la del COVID-19, de acuerdo con un estudio realizado por la empresa consultora Gartner.

La pandemia que estamos viviendo hoy nos indica que aún hay oportunidades de aprendizaje y preparación para sortear una crisis y convertirla en una oportunidad, pues su buen manejo es clave para salir fortalecidos y con una nueva visión del futuro. En este sentido, la creatividad nos puede aportar la perspectiva necesaria para responder a los cambios y adaptarnos.

Las personas suelen pensar que la creatividad es algo único de los artistas, pero la realidad es que es una herramienta grandiosa para enfrentar una crisis de cualquier magnitud. Para ello, las empresas deben desarrollar su  proceso creativo, de que el primer paso es cuestionarlo todo, con el fin de tratar de entender cómo funciona y descubrir en qué punto de dicho proceso o actividad existen nuevas oportunidades.

Gracias a la creatividad muchas empresas han logrado darle una vuelta de tornillo a una crisis y encontrado grandes oportunidades dentro de ellas. Un ejemplo es General Electric, que nació en 1892, en plena fase de incertidumbre ante los cambios tecnológicos que traía el nuevo siglo. O Uber, que nació en 2009 después de una crisis bancaria que provocó el colapso de numerosas instituciones financieras.

Las crisis son un ajuste de lo que está bien y lo que está mal; es decir, de lo que funciona y lo que no, por lo que las empresas deben buscar la manera de adaptarse al contexto que se está viviendo. También es importante que sean ágiles y mantengan la mente abierta a nuevas posibilidades, pues lo que antes parecía imposible ahora lo vemos todos los días: call centers en donde el personal trabaja desde casa, chatbots que venden productos o tiendas que comercializan completamente en línea.

De acuerdo con Apolo 25, así es como la creatividad puede ayudar a tus empresas durante una crisis:

Utilizar la metodología de Lean Startup

Para adaptarse al nuevo mercado y sobrevivir ante una crisis, es necesario ofrecer nuevos productos o adaptar los existentes. Pero con los métodos usuales, las empresas comienzan las etapas de desarrollo y marketing antes de validar su estrategia. Así, el desarrollo podría concluir en la creación de productos/servicios para una necesidad inexistente, lo que conlleva pérdidas para la compañía.

Una de las metodologías que más puede ayudar a las empresas es la de Lean Startup, ya que busca prescindir de procesos que no aportan nada y, por lo tanto, se usan menos recursos en términos de tiempo, materias primas y costos. Es decir, no tiene como objetivo idear planes de negocios, sino se enfoca en un proceso creativo para descubrir qué artículos tendrán éxito en el mercado y cuáles no, haciendo más eficiente el uso de recursos y la efectividad de la creatividad.

Crear alianzas

Una de las mejores estrategias para enfrentar una crisis son las alianzas entre empresas, ya que ayudan a mejorar la productividad y alcance, permitiéndoles a las compañías participantes, obtener ventajas competitivas y toma de decisiones más certeras que no se alcanzarían de otra forma, además de acceder a nuevas oportunidades de negocio y mercados. 

Es importante que las empresas conozcan cuáles son sus fortalezas y sus debilidades, ya que si saben quién son  y a dónde van, pueden aprovechar al máximo estas oportunidades y generar frentes contra la crisis que se enfrenta. Combinar lo mejor entre ambas organizaciones da como resultado operaciones más rápidas, un trabajo más eficiente y mejores productos.

Pensar diferente

Tener una solución creativa para resolver los problemas que enfrentan las empresas no siempre es fácil, ya que las organizaciones están acostumbradas a metodologías específicas; sin embargo, existen otras que son innovadoras y ayudan a sortear las dificultades. Una de ellas, es el Design Thinking.

Ésta es una metodología que busca la creación de nuevas ideas, teniendo siempre como pilar la creatividad como bandera. En ella, la empatía es un elemento crucial, pues se centra en las necesidades reales de los consumidores para dar soluciones rápidas, flexibles y que se implementen lo más rápido posible. Esto suele dar lugar a la generación de soluciones innovadoras y disruptivas que acaban reportando beneficios a la empresa.

El mundo empresarial es complejo y presenta dimensiones diversas, pero es fundamental emplear algún tipo de estrategia de marketing para optimizar la eficacia. Por ello es de gran importancia recibir ayuda de los profesionales del tema. En Apolo 25, contamos con una amplia experiencia en marketing digital y de contenido. ¡Conoce nuestros servicios!

Open chat
Platicanos el Reto